Fábula para los momentos difíciles